Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En el colmo de la desfachatez y burlándose de todos los limeños y limeñas, la teniente alcaldesa Patricia Juárez no sólo mostró su capacidad de ser una eficaz escudera del alcalde de Lima, Luis Castañeda, sino que también reveló su capacidad de querer vernos la cara a todos los que pedimos cuenta a su gestión.

Lucho y Patty. Juntos son dinamita (?) Foto: El Comercio
Lucho y Patty. Juntos son dinamita (?) Foto: El Comercio

Por Francisco Pérez García
@franco_alsur

El alcalde de Lima, Luis Castañeda llegó este viernes a la comisión de Transportes del Congreso donde iba a exponer (porque nadie lo iba a fiscalizar, al menos no desde la orilla fujimorista) sus «logros» en materia de transporte e infraestructura vial y a aclarar (?) las denuncias periodísticas de IDL Reporteros y de Spacio Libre sobre las irregularidades en el bypass 28 de julio y la concesión del proyecto Línea Amarilla.

Pero más allá de eso, su teniente alcaldesa Patricia Juárez, y los funcionarios que los acompañaron, se dedicaron a responsabilizar de todo a la gestión de Susana Villarán, acompañados de la comparsa fujimorista.

Hasta ahí, nada nuevo. Era de esperar, y hasta se podría decir que era un guion conocido. Pero lo que no esperábamos ver, era la capacidad de Juárez para burlarse de todos los que queríamos una respuesta medianamente decente.

Los detalles, en nuestra sección #ElBaipásdeLucho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =