¿Qué ha pasado tras la disolución del Congreso?

Compartir

En esta nota te explicamos rapidito lo que ha pasado desde que el presidente Martín Vizcarra disolvió el Congreso.

Compartir

Por: Francisco Pérez García
@franco_alsur

Tanto temía el fujiaprismo y sus satélites que nos convirtiéramos en una «Venezuela chavista» que con sus actos fueron ellos los que nos transformaron.

Cerca de las seis de la tarde el presidente Martín Vizcarra dio un Mensaje a la Nación donde iba a anunciar la disolución del Congreso de la República. Sin embargo, de forma paralela, el titular del parlamento, Pedro Olaechea dio por suspendido el debate y procedió a debatir la votación de la cuestión de confianza.

La idea era aprobar antes de que los desaparezcan, la cuestión de confianza presentada por Salvador Del Solar en la mañana, tras una polémica sesión y así dejar sin piso a Vizcarra quien la noche anterior había declarado que si votaban por el TC, consideraría negada la confianza.

En cuestión de segundos, mientras el presidente decía «He decidido disolver, constitucionalmente, el Congreso de la República», Olaechea daba por aprobada la cuestión de confianza, apenas unos segundos después. (Si nos ponemos exquisitos, Vizcarra les ganó por puesta de mano).

Mientras miles de personas llegaban hasta el Congreso a celebrar el cierre del peor parlamento de los últimos 20 años, los disueltos legisladores se atrincheraron en el Hemiciclo y decidieron promover la vacancia presidencial.

Sin embargo, no llegaban a los 87 votos necesarios. Por su lado, Vizcarra aceptaba la renuncia de Salvador Del Solar, tras la crisis del gabinete al no haber logrado la confianza del Legislativo. Acto seguido juramentaba a Vicente Zeballos, su exministro de Justicia, como titular de la Presidencia del Consejo de Ministros.

En el Congreso, Olaechea jugaba sus últimas cartas y dio pase a una moción de «suspensión temporal» del presidente por «incapacidad moral». Sin embargo, se estaban saltando las etapas. El presidente solo puede ser suspendido, previa denuncia penal… la cual no existe (Lo de Vilcatoma es un chiste).

Mientras se daba el debate en el disuelto congreso (con gente usurpando funciones de legisladores) el diario oficial El Peruano publicaba el decreto supremo que confirma la disolución del actual congreso.

Luego, Olaechea y sus amigos «suspendieron» a Martín Vizcarra y tomaron juramento a Mercedes Araoz como «presidenta encargada», a lo Guaidó en Venezuela.

Gracias al cálculo político de los fujiapristas, tenemos una crisis donde los disueltos congresistas no aceptan su situación, ni aceptan que hace tres años no dejan gobernar. Así estamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *