PPK en España. Vino y se fue.

Kuczynski tuvo oportunidad para encontrarse con el Nobel, Mario Vargas Llosa / Foto: Miguel Del Castillo

Compartir

Este lunes 12 de junio las portadas del principal diario español, anunciaban la presencia del Presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski, en un foro empresarial llamado «El Perú del Futuro”, para promover la inversión española en nuestro país, nunca mejor momento ante la falta de credibilidad institucional, por las denuncias a diestra y siniestra que en nuestro querido Perú se dan a diario, «que fue el Contralor», «que me presionó el ministro», «que fue la oposición fujimorista», eso es nuestro pan de cada día.

Kuczynski tuvo oportunidad para encontrarse con el Nobel, Mario Vargas Llosa / Foto: Miguel Del Castillobre

Por Miguel Del Castillo (*)
@mdcenbarranco

Exclusivo desde España para Spacio Libre

Por ello, nada mejor que un foro para que PPK haga lo que sabe hacer mejor, solicitar inversión, ofrecer confianza y hasta animarse a contar chistes sobre la corrupción. Coincido con la apreciación de nuestro presidente al afirmar que es importante rejuvenecer un modelo que a estos tiempos está cansado y ha dejado de crecer, sin vergüenza explicó los dos shocks que hemos sufrido en el caso Odebrecht y el aeropuerto de Chinchero, que han generado el impacto negativo en nuestra economía, pero que al final iba a explotar.

El presidente del Perú pasó por España dejando una buena impresión, pero creo que quedaron algunas cosas por cubrir, habló de organización como nuestro gran pendiente, no habló del Turismo como gran oportunidad de desarrollo por la ventaja competitiva que tenemos, dio confianza al inversionista extranjero mientras al nacional le cierran sus plantas, y al que engaña solo le llaman la atención.

Seguimos en el país de la informalidad, pero porque no se han desarrollado incentivos para dejar de serlo, seguimos careciendo de infraestructura, porque la corrupción nos sigue armando la agenda y seguimos dependiendo de los precios de las materias primas porque no creemos en que podemos ser tan competitivos e innovadores para vender más cosas que nuestro Oro o Machu Picchu.

Vino y se fue la comitiva de la esperanza, aunque el Ministro de Economía tal vez al publicar esta columna ya no la tenga, en continuar en su cartera. Vino Juan Diego Flores a saludar al presidente, vino Albert Rivera el nuevo delfín de la derecha española (Ibex 35), vino Mario Vargas Llosa el notable escritor y vilipendiado garante, vino Felipe Gonzales el asesor empresarial, porque el líder socialista dejó de venir hace tiempo.

En conclusión, la visita fue positiva para entusiasmar a los asistentes, para ver que el Perú es uno de los países con mejor relación con España, aunque en la realidad, el país hispano mire más a sus socios europeos, que a los latinoamericanos. Si tuviera que calificar esta visita es un aprobado largamente, lo cual una vez más destaca la capacidad de PPK de moverse en los escenarios internacionales y sus aciertos en política exterior.

Mientras en casa la oposición lo espera con cuchillos afilados, con una interpelación en ciernes.

(*) Político y Especialista en Gestión de Organizaciones sin Fines de Lucro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *