PLAN D´ESCAPE #TomalaCalle y lo que se juega en las jornadas

Movilización #TomaLaCalle fue presidida por dirigentes sindicales / Foto: Francisco Pérez (Spacio Libre)

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Movilización #TomaLaCalle fue presidida por dirigentes sindicales / Foto: Francisco Pérez (Spacio Libre)
Movilización #TomaLaCalle fue presidida por dirigentes sindicales / Foto: Francisco Pérez (Spacio Libre)

Por: Francisco Pérez García / @franco_alsur

Nuevamente las calles tuvieron un papel fundamental en el juego democrático en nuestro país. Otra vez la indignación de la gente, de las agrupaciones, las organizaciones fue el motor que empujó a una marcha que definitivamente marca una ruptura del gobierno de Ollanta Humala con las organizaciones y personas que lo respaldaron y lo llevaron a la presidencia.

Hoy 27 de julio, previo al mensaje presidencial, la calle se vistió con la indignación de miles de personas, delegaciones de diversas regiones llegaron a manifestar su descontento contra el gobierno de Ollanta Humala, su bronca por la repartija, la ley de servicio civil, la ley universitaria, entre otras cosas.

Pero sin duda y esto hay que tomarlo con pinzas, existe en una parte de la legítima movilización, un interés político de beneficiarse con la desestabilización de un gobierno. Y es qué no se entiende de otra forma, que la Confederación de Trabajadores del Perú (CTP) de histórica filiación aprista, acompañado por bases del partido de la estrella haya hecho su propia marcha.

Esa marcha “alterna” avanzó por Paseo Colón, alejado de la marcha que salió de la plaza Dos de Mayo e intentaron ingresar a la avenida Grau. La policía que custodiaba a la otra marcha, corrió y tuvo que impedir el acceso de los marchantes. Los apristas empujaron, golpearon y forcejearon: la policía, cedió.

Instante en que la CTP aprista ingresa por su cuenta y a la fuerza a la avenida Grau / Foto: Francisco Pérez (Spacio Libre)
Instante en que la CTP aprista ingresa por su cuenta y a la fuerza a la avenida Grau / Foto: Francisco Pérez (Spacio Libre)

A los gritos de “democracia sí, dictadura no” y “Humala, escucha, el miedo se acabó”, los apristas generaron caos y desorden. Mismo caos que produjeron cuando retornaron por la avenida Abancay y quisieron romper el cordón policial que la marcha #TomaLaCalle había respetado, lo que generó que corrieran gases lacrimógenos, golpes y demás.

¿A qué juegan los apristas? ¿A desestabilizar y generar condiciones que los muestren como los defensores de la democracia? Es posible. Es un grupo organizado importante y son seres políticos por naturaleza.
¿Cuál es el objetivo de la izquierda? Su objetivo fue romper con Humala tras muchas de sus decisiones, tomar las calles es una muestra. Veremos en las elecciones complementarias municipales de noviembre como se mueve la izquierda.

Ojalá que el verdadero descontento popular y juvenil, no se pierda en esta lucha de poderes partidarios, donde cada uno juega su rol.

¿Excesiva protección policial? / Foto: Francisco Pérez (Spacio Libre)
¿Excesiva protección policial? / Foto: Francisco Pérez (Spacio Libre)

Punto aparte merece una policía nerviosa, que no sabe manejar movilizaciones, que optó por llenar de elementos las avenidas principales y de repartir golpe contra los periodistas que realizábamos nuestra labor. 

¿Nos estamos jugando la democracia? Es posible que sí, pero con intereses personales de por medio, no llegaremos a ningún lado. Es necesario repetir, que la indignación real no se pierda en la lucha de poderes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *