PLAN D»» ESCAPE: El arte de respirar por la herida

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por: Francisco Pérez García (*)

En la semana que pasó, luego de una ardua labor de cobertura informativa, fui testigo de como un personaje estuvo agrediendo cada vez que pudo, de manera verbal a quien estaba en su contra, y no me refiero a Gisela Válcarcel, respirando por la herida luego del ya famoso, meloso y mediático «click» de Tula Rodríguez, sino de alguien que no es tan simpático como la «señito» ni tan visualmente agradable como la «Peludita».


Me refiero a nuestro magnánimo y practicamente intocable, presidente del Consejo de Ministros Jorge Del Castillo y algunos de sus ministros que durante toda la semana pasada se dedicaron a generar titulares agrediendo y criticando a la Cumbre Social de los Pueblos, o la denominada Cumbre Alternativa, que fue la reunión donde diversas organizaciones sociales se reunieron de forma paralela a la cumbre presidencial para discutir los mismos temas que veían entre wiskies y gaseositas del grupo Añaños los presidentes de América Latina, el Caribe y la Unión Europea.

El primer zarpazo fue el de insistir que la Cumbre Social, era una reunión donde se pretendía desestabilizar a punta de bombas y atentados la reunión presidencial, terco el ministro insistió que era poco menos que un aquelarre subversivo de toda la izquierda ultra mega hiper super archi recontra radical del continente…. esa teoría fracasó, la Cumbre salió limpia, sin atentados ni cosas por el estilo.

Quien siguió en la lista, fue el ministro de Agricultura Ismael Benavides, quien se mandó a decir que «la cumbre social tendría una magra asistencia y que era de mal gusto que algunos presidentes vayan a una reunión donde no se tratarían temas serios y que era como si invitaras a alguien a tu casa y se fuera a la del vecino».

Nuevo error: la cumbre de los pueblos tuvo como 6 mil asistentes que discutieron los temas que la sociedad planteaba, la presidencial solo tuvo a sus 40 representantes y sus delegaciones… el presidente Evo Morales asistió a la Cumbre, jugó su pichanga y se fue al mitin de clausura… ¿será por eso que el canciller García Belaunde que tuvo que hacerla de su anfitrión ahora lo odia tanto?

Terminada la cumbre, Del Castillo volvió a la carga, dijo que era la cumbre de los perdedores… ¿quién es más perdedor? ¿aquel que llena una plaza en un mitin pacifico de bote a bote? o ¿el que se reune con sus colegas con 15 mil policías alrededor, encerrados en un mundo de fantasía con periodistas pasivos y todos los medios a su favor? La respuesta es obvia.

Luego criticó la huelga programada para el 09 de julio «que anunciaron ante el fracaso de la cumbre de los pueblos»… que muchachito para insistente el señor Del Castillo…

Yo me pregunto ¿por qué la piconería de respirar por la herida?, tan difícil es para el ego de los apristas aceptar que sus planes de volver terroristas a todos no les salió?, ¿tan polémico es aceptar que el pueblo participo, opinó y que algunos presidentes estuvieron de acuerdo?

Ha pasado casi dos años de gobierno, la inflación sube cuando quiere, la mejora económica no chorrea y parece que es un delito pensar diferente, de inmediato eres terrorista, pronto te cae la policía a palos, sino te mata, y si te arrestan te vas preso así no haya pruebas… tu gran delito ha sido protestar… PENSAR DIFERENTE… SER DISTINTO

PENSAR DIFERENTE…NO NOS HACE TERRORISTAS… ENTIÉNDALO SEÑOR DEL CASTILLO, ENTIÉNDALO SEÑOR GARCÍA PEREZ… sería bueno que se moderen un poco y sean más tolerantes ¿no?, total ellos marcharon en el 2004 contra Toledo y nadie les dijo terroristas ¿o sí?

(*) Editor principal de Spacio Libre.
Productor y conductor de programas de la Coordinadora Nacional de Radio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *