PLAN D´ESCAPE. Un piqueo coyuntural

Foto: El Comercio (Referencial)

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Foto: El Comercio (Referencial)

Por: Francisco Pérez García

Una mirada concreta sobre algunos temas que están “achicharrando” la agenda nacional.

Revocatoria

A estas alturas del partido, sólo los ingenuos podrían creer que las intenciones de los revocadores son democráticas y puramente quijotescas en defensa de los derechos de la ciudadanía. Con las “fabiolas”, “marcotulios”, “alegrías” y los fujimoristas aliados (otra vez) con un sector del aprismo más duro criticando y generando una corriente de opinión basada en la supuesta ineficiencia de la primera alcaldesa (y encima de izquierda) que tiene la ciudad de Lima es poco probable creer que el carácter del proceso tiene un fin altruista de “salvar” a Lima.

Denuncias por doquier sobre las múltiples irregularidades en la recolección de firmas, una excongresista como Fabiola Morales, pregonando desde el primer día de gobierno local que la gestión de Susana Villarán no servía, con un promotor como Carlos Vidal que nunca habla (al mismo estilo de quien al parecer está detrás de todo) y con un vocero como Marco Tulio que se encarga de poner en bandeja, con papel de regalo, moñito y tarjeta incluida a su ex jefe en todas las entrevistas que da poniéndolo como el único salvador de una Lima, que según él es caótica, desordenada… lástima que el gran pecado de Susana Villarán ha sido querer hacer una gestión honrada y ha “perdido” un año limpiando el verdadero caos que dejó el antecesor.

Movadef

Para nadie es un secreto ya que los “angelitos” del Movadef están más que conectados y manejados por el sanguinario líder terrorista Abimael Guzmán. Que en el camino hayan acogido en su seno perverso a jóvenes veinteañeros no es culpa de los colegios o las universidades, ni siquiera de los padres de esos muchachos. La irresponsabilidad pasa por aquella brecha que armaron los que se oponen a la permanencia de la memoria colectiva, a aquellos que se han llenado la boca desde el 92, que el fujimorismo acabó con el terrorismo, que la página había que voltearla, que ya no valía la pena hablar de lo que ocurrió en los 80 y menos en los 90. Por querer borrarse de un plumazo la salvajada que ellos cometieron, se llevaron de encuentro la crueldad y la sinrazón de los terroristas… se tiraron la memoria colectiva, se rasgaron las vestiduras hace 9 años cuando la CVR les dijo que las víctimas fueron 69 mil, que groseramente prefirieron silbar de lado la versión que la mayor parte de los muertos y desaparecidos fueron responsabilidad de los terrucos, pero también del estado que se olvidó de su rol protector de los peruanos… por querer tapar a sus militares, se llevaron de encuentro todo y hoy reclaman que los jóvenes no conozcan quien es Abimael Guzmán.

Indulto

¿Bajó la euforia fujimorista? No lo afirmaría 100% pero si veo que reaccionan cada vez que alguien se atreve a criticar el pedido del indulto para el exdictador. Saltan todos de manera agresiva (Keiko), rabiosa (Aguinaga) y algo torpe (Kenji) para defender al líder preso por corrupción y crímenes de lesa humanidad.

Usando los términos de la vida “combi”, Humala le ha sacado la “huaracha” al fujimorismo, ya no menciona el tema, se lo ha dejado a la comisión de Gracias Presidenciales y encima la coyuntura lo favorece para (aparentemente) no caer en una cochina negociación. El presidente del JNE ha anunciado que la señora Nadine si podría postular a la presidencia el año 2016 sin necesidad de cambiar ley alguna, lo respalda el presidente del TC y eso podría servir para que Humala no se sienta obligado a negociar con el fujimorismo para el apoyo a una ley que permita a la señora Heredia postular, a cambio de posibilitar un indulto al dictador.

Teorías conspiranoicas aparte, insisto que un posible indulto a Fujimori seria una eterna burla para los familiares de las víctimas de su gobierno, una mentada de madre para quienes luchan contra la corrupción y una muestra mundial que en este país gana el que roba pero hace obras (parecido al primer ítem).

Ley de Reforma Magisterial

Encontronazo del gobierno con el SUTEP. En el medio los alumnos. La ley a primera vista parece buena, es lo que todos pedimos a gritos (al igual que con las reformas municipales del transporte y del mercadeo mayorista) una mejora en la economía de los profesores, además de una mejora (urgente) en la calidad académica y profesional de aquellas personas a quienes le confiamos una parte de la educación de nuestros hijos.

El problema, para variar, es que esta Ley está amarrada a los vaivenes del candado del ministerio de Economía, todo dependerá que tanto pueda soltar Castilla para que se cumpla con lo establecido. Por lo demás hace rato que los profesores deberían ser conscientes que no sólo lo que diga el SUTEP es lo que vale (A eso agregarle la pugna que hay entre Patria Roja y Movadef por controlar el sindicato frente a una debilitada y desaparecida facción aprista que hace miles de años optó por no pelear ese reducto) Y sí pues, tengo padres profesores y son unos capos, pero no es igual con el porcentaje total de maestros, hay varios que ni siquiera deberían pararse en una aula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *