Nuevo accidente en el Jockey deja un herido y nadie responde

Compartir

El periodista Ganni Rengifo denunció que desde hace cuatro meses que fue víctima de una accidente, causando por presunta negligencia, en el Jockey Plaza.

Compartir

El periodista Ganni Rengifo denunció que desde hace cuatro meses fue víctima de una accidente, causando por presunta negligencia en el Jockey Plaza y hasta el momento ninguna de las empresas involucradas ha atendido el caso como es debido y la Municipalidad de Surco informa que el evento no tuvo permiso de su comuna.

Por Francisco Pérez García
@franco_alsur

Lo que parecía una tarde tranquila, disfrutando de la posibilidad de conocer ejemplares de autos nuevos en un reconocido centro comercial, terminó en una situación complicada para Gianni Rengifo.

El 24 de noviembre del año pasado Rengifo recibió la invitación de la empresa de autos Haval y Derco su concesionaria en Perú, para participar en la presentación de un nuevo modelo.

«Derco tenía mi nombre y correo en su base de datos, porque yo estuve averiguando costos para comprarme un auto y fui a su tienda en la avenida La Marina, por eso es que llegó la invitación a mi correo», señaló Rengifo en diálogo con Spacio Libre en UCI Noticias.

Por ello es que Rengifo acude al centro comercial Jockey Plaza en Surco y se dirige al séptimo nivel de la torre de estacionamientos, lugar donde se realizaría el evento.

«Llego y a los pocos minutos de entrar uno de los fierros de la estructura se cae y genera una reacción en cadena, toda la estructura empieza a inclinarse y a mi me cae un fierro en la cabeza, impactando en mi rostro, hombro y espalda», narra Rengifo.

Fierro caído durante la exposición de Haval / Foto: Gianni Rengifo

Pero lo peor no queda ahí. Rengifo narró que en el séptimo piso de la torre de estacionamientos no había una ambulancia, tal como debe ocurrir en este tipo de hechos, razón por la cual fue trasladado hasta el primer piso en una silla de ruedas, donde recién fue subido a una unidad de emergencia para ser trasladado a la clínica San Pablo, lugar donde le diagnosticaron traumatismo encefalocraneano.

Este diagnóstico tuvo prostrado a Rengifo por varias semanas. Los efectos, narra, «continúan hasta hoy. Me siento mareado, las luces me molestan, los dolores son intensos en diversos momentos, tengo ataques de pánico y no puedo trabajar como se debe».

Impunidad y negligencia

Para Rengifo y su defensa legal, la responsabilidad de la negligencia implica al menos a tres empresas que participaron en la actividad: El Jockey Plaza que alquiló el espacio, la empresa de autos Haval a través de su concesionaria Derco y la empresa Drizlee Group S.A.C. que fue la encargada de producir el evento e instalar las estructuras.

Hasta el momento las empresas se han lanzado la pelota al respecto. Los representantes de Drizlee le informaron que ellos no tenían relación con el evento. Sin embargo, asegura Rengifo, las facturas de los gastos hospitalarios salieron a nombre de la empresa.

Derco intentó. señala Rengifo, «compensarme vendiéndome el auto a un precio reducido, como si yo estuviera ahora en condiciones de endeudarme«.

El Jockey, por su parte, se desentendió de los hechos.

Cuatro meses después de lo ocurrido, la municipalidad de Surco, a insistencia del agraviado, remitió hace unos días una comunicación en la cual, aseguran que la Gerencia de Desarrollo Económico revisó la base de datos de autorizaciones comerciales de eventos y «no existe autorización otorgada con fecha 24 de noviembre del 2018 para el predio ubicado en Av. Javier Prado Este N° 4200. Urb. Fundo Monterrico Chico», lugar donde se encuentra el Jockey Plaza.

Entonces ¿el Jockey realizó un evento sin los permisos necesarios? o es que como siempre hace, ¿alquiló el lugar y dejó que la productora y la empresa que alquiló el espacio se encarguen de los trámites? ¿De quién es la responsabilidad?

Carta de la Municipalidad de Surco donde se señala que NO EXISTE permiso registrado para realizar alguna actividad comercial en la fecha del accidente

Recordemos, que hace unas semanas la unidad de investigación de Spacio Libre y UCI Noticias presentó el caso de José Chávez Delgado, joven trabajador que falleció en enero de este año cuando se estaba levantando una estructura para la celebración del «Champions BBVA 2019» del Banco BBVA Continental.

La situación fue similar a la de Rengifo. El Jockey alquila el espacio a la empresa organizadora (BBVA, Derco), ésta contrata a una productora (Coreback, Drizlee) que a su vez subcontrata a una empresa que se encarga de la estructura.

A la hora del accidente (muerte de Chávez, heridas de Rengifo) NINGUNA de las empresas se hace responsable por la negligencia y solo cubren lo básico (sepelio, medicinas) para luego desaparecer del mapa.

Y volvemos a la pregunta de siempre ¿Quién protege a la gente víctimas de las empresas? ¿Cómo hace el Jockey para nunca estar en la mira después de estos hechos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *