Los damnificados de Odebrecht

Jorge Barata ha señalado a todos / Foto: El Comercio

Compartir

Queda claro que en cada revelación que se obtiene en Brasil, quedan varios afectados por las declaraciones de Jorge Barata y otros funcionarios de la empresa Odebrecht. Desde congresistas, exalcaldes, hasta «periodistas» y abogados han quedado regados en el camino de las explosivas confesiones en el marco del caso LavaJato.

Jorge Barata ha señalado a todos / Foto: El Comercio

Por Francisco Pérez García
@franco_alsur

Las declaraciones de Jorge Barata y Ricardo Boleira, terminaron por sepultar públicamente a quienes ya se encuentran en medio de un proceso judicial, sin embargo hubo algunas sorpresas que han generado nuevos efectos en la opinión pública.

Tal vez el más impactante ha sido el caso del expresidente del Consejo de Ministros y actual congresista, César Villanueva quien según los representantes de Odebrecht era identificado con el codinome (seudónimo) «Curriculo Vita».

Barata confesó a los fiscales peruanos que Villanueva recibió dos pagos de 30 mil dólares cada uno, con fondos de la Caja 2. Los pagos, fueron ordenados por Eleuberto Martorelli y entregados en efectivo. La negociación, según afirmó el exsuperintendente de Odebrech, se hizo directamente con Villanueva.

El origen de su codinome tendría que ver con la relación que Villanueva tuvo con Odebrecht cuando su hijo laboró para la empresa. Aparentemente, el exgobernador recomendó a su vástago y pasó su currículo a los brasileros.

La cuenta de Twitter Recuerdos Perú, rememora el «orgullo» de Villanueva al confirmar que no había roche en que su hijo labore para la corrupta empresa.

Los benditos peajes

Barata también confirmó a quién respondían los codinomes «Careca» y «Bigode» o «Pelo Boneca». En el primer caso se refería a la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, actualmente en prisión preventiva por los aportes otorgados por las empresas Odebrecht y OAS.  Y en cuanto a los otros sobrenombres, se trata de Martín Bustamante, actual teniente alcalde de Miraflores (en licencia) y hombre de confianza del exalcalde de Lima Luis Castañeda.

Según recuerda IDL Reporteros, el proyecto «Rutas de Lima» registra siete pagos ilícitos en el año 2014, en plena campaña electoral municipal. En total, suman 1 millón 78 mil 158 dólares, pagados a los codinomes mencionados anteriormente.

Martín Bustamante «Bigode», el hombre de confianza de Luis Castañeda

Bustamante, alias «Bigote» o «Pelo de muñeca» según Odebrecht, recibió 112 mil dólares destinados a la campaña municipal de Luis Castañeda Lossio. Los pagos fueron hechos en efectivo.

Juntos en el lío / Foto El Comercio

Mientras en el caso de Susana Villarán quien responde en Odebrecht al sobrenombre de «Careca» recibió 500 mil dólares, a través de la compañía PEL-Project Engineering & Logistic, el 28 de agosto de 2014.

Barata recuerda que el pago correspondía a la campaña por el No a la Revocatoria, pero que por la demora en el pago se juntó con los aportes por la campaña para la reelección.

Los «guaripoleros» de Odebrecht

El éxtasis en el mundo periodístico llegó cuando se conoció que Barata descifró nombres de personajes relacionados a algunos medios de comunicación que brindaron servicios de comunicación y mejora de imagen para la empresa.

Lastimosamente, los cuatro personajes en cuestión se dedicaron, desde sus tribunas, a fustigar el acuerdo con Odebrecht (hoy en la polémica por la denuncia contra el procurador Jorge Ramírez) y a tratar de derrumbar todo el avance de la lucha anticorrupción, además de sus cerradas defensas hacia algunos líderes políticos implicados en el caso Lavajato (básicamente a favor de Keiko Fujimori y Alan García)

Rafael «Chacho» Hidalgo, Víctor Andrés Ponce y Juan Carlos Valdivia, habituales panelistas de los programas de Philip Butters, columnistas del diario Expreso y de otras webs de polémica postura política fueron sindicados por Barata como los consultores que recibieron pagos de la caja 2.

A ellos se suma el periodista Arturo Valverde, militante aprista que labora desde hace años en la oficina de comunicaciones del Ministerio de la Mujer.

Al respecto, señala IDL Reporteros

Las revelaciones de Barata pasaron del espionaje industrial a la información comprada. Según el ex superintendente, el codinome ‘Magneto’ se utilizó para hacer pagos de la Caja 2 de Odebrecht a Arturo Valverde y a Víctor Andrés Ponce.

El monto fue de 40 mil dólares. Se les pagó, según Barata, para generar noticias favorables al proyecto del Gasoducto del Sur. Otros ‘periodistas’ que también recibieron pagos de la Caja 2 de Odebrecht son Juan Carlos Valdivia y Rafael Hidalgo.

Según Ricardo Boleira, ambos estuvieron identificados en las planillas clandestinas bajo el codinome de ‘Plim Plim’. Su trabajo, de acuerdo con las fuentes, fue el actuar como lobistas. Tanto Hidalgo como Valdivia recibieron luego otros pagos de Odebrecht, estos sí abiertos, en fecha tan tardía como mediados de 2016, cuando Marcelo Odebrecht estaba ya preso y la corporación ponía todo su esfuerzo en encubrir sus culpas. [Ver: ‘un gato encerrado’ en: https://idl-reporteros.pe/como-se-negocio-el-acuerdo/].

Los pagos a esas personas fueron realizados, dijo Barata, para levantar la imagen de la compañía, porque estaban siendo cuestionados por irregularidades. Se hicieron por Caja 2 para que no se evidencie el pago. Rodney Carvalho estuvo a cargo de unos y Raymundo Trindade Serra de otros.

Los otros

En esta categoría se confirmaron los pagos al abogado Horacio Cánepa («Almofadinha») por su labor como árbitro en favor de Odebrecht. Además se reafirmó con documentos el pago de 500 mil dólares para la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, ni más ni menos.

A ellos se suman otros abogados que actuaron en calidad de lobistas, haciendo uso de sus buenos oficios para inmiscuirse en el Estado y los procesos de concesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *