Las veces que el fujimorismo fue relacionado con el narcotráfico

Las manos manchadas de los Fujimori... siempre / Foto: El Comercio

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La denuncia periodística de la cadena internacional Univisión y el programa peruano Cuarto Poder sobre el posible lavado de dinero que involucra al secretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez y a la candidata presidencial Keiko Fujimori, es solo una raya más entre las denuncias y sospechas de la cercanía del fujimorismo con el narcotráfico y el lavado de activos desde la década del 90.

Las manos manchadas de los Fujimori... siempre / Foto: El Comercio
Las manos manchadas de los Fujimori… siempre / Foto: El Comercio

Redacción Spacio Libre
@spaciolibre

LOS NARCOAPORTES

No tenemos que retroceder tanto en el tiempo para detectar este tipo de relaciones. En noviembre del 2015 un informe periodístico reveló que en la campaña del 2011, el fujimorismo tuvo como uno de sus aportantes al empresario Luis Calle Quirós quien firmó un cheque de 41 mil 625 soles como parte de su aporte a la causa naranja.

Sin embargo, Calle fue sindicado el 29 de octubre del 2013, por el departamento del Tesoro estadounidense como «capo» de una organización dedicada al lavado de dinero proveniente del tráfico de drogas.

La República informó en ese momento

El dinero es el aporte que hizo el empresario Calle para el financiamiento de la campaña de Keiko Fujimori en el año 2011.

Según el vocero de la bancada fujimorista, Pedro Spadaro, para Fuerza Popular el asunto concluyó con la entrega del cheque con el monto de la aportación.

El 29 de octubre del 2013, el Departamento del Tesoro estadounidense señaló a Luis Calle Quirós como «capo» de una organización extranjera dedicada al lavado de fondos del contrabando de drogas.

Para desvincularse de dichos fondos, el 31 de octubre del 2013 Fuerza Popular «devolvió» el dinero a Luis Calle Quirós mediante un cheque a su nombre que dejó en custodia en la notaría Pinedo (en febrero de este año el cheque quedó bajo la custodia de la notaría Rodríguez).

Los fujimoristas suponían que Luis Calle o miembros de su familia –que viven en Lima–, o sus representantes o abogados, recogerían la plata. Pero jamás lo hicieron.

Kenji y su socio en la empresa Limasa / Foto: Peru21
Kenji y su socio en la empresa Limasa / Foto: Peru21

KENJI Y LA COCA EN EL ALMACÉN

En el 2013, en los almacenes de la empresa Limasa, se encontró más de 100 kilos de cocaína lista para ser despachada. Este tema no tendría nada raro y no pasaría a ser más que un hallazgo exitoso de la policía antidrogas.

Sin embargo los protagonistas llamaron la atención. La empresa pertenecía al excandidato congresal por el fujimorismo, Miguel Ramírez. Pero lo que llamó aún más la atención fue que el principal accionista de la empresa era el benjamín de los Fujimori: Kenji.

Ramírez, en su momento vinculó a Fujimori como el principal accionista de la empresa a pesar que en el 2011 renunció a la misma, según consta en Registros Públicos.

Así lo informó Perú21

Aunque, según Registros Públicos, Kenji Fujimori renunció a la empresa el 27 de junio del 2011, Ramírez Huamán aseguró que solo tiene 12% de las acciones de la empresa y que Kenji Fujimori es uno de los accionistas mayoritarios.

“Nos reunimos una vez al mes, pero en las actividades diarias, en este incidente que ha ocurrido, yo no tengo ninguna participación”, señaló en RPP.

“Kenji es uno de los accionistas mayoritarios de la empresa. Ponen que él fue socio, pero nosotros seguimos siendo socios en Limasa (…) Cuando yo entro, me vendieron todos los socios un porcentaje”, explicó.

Como Kenji era congresista fue difícil abrirle una investigación y fue solo la comisión de Ética la que lo pasó por agua tibia.

Pese a que ahora intenta desligarse de Montesinos, siempre fueron el dúo que le hizo daño al país / Foto: Peru.com
Pese a que ahora intenta desligarse de Montesinos, siempre fueron el dúo que le hizo daño al país / Foto: Peru.com

EL NARCOAVIÓN DEL PAPI ALBERTO Y LOS NEGOCIOS DEL TÍO VLADI

Pero vamos, sería injusto decir que solo a Keiko y Kenji se les quiere vincular con el lavado de activos y el narcotráfico. Esta peligrosa relación se remonta a los 90, cuando un piloto de la FAP que dirigía el avión presidencial se «suicidó» luego de descubrirse un cargamento importante de drogas, eso sumado al caso de los narcobuques.

Resume el portal Otra Mirada

Si nos remontamos a los 90, para el especialista en temas de narcotráfico, Jaime Antezana, los 196 kilos de cocaína en el avión presidencial de Fujimori, los dos narco buques de la Marina con más de 100 kilos de clorhidrato de cocaína en cada una de ellos, el uso de los helicópteros, en el VRAE y el Alto Huallaga para mover PBC, la acusación de Vaticano que Vladimiro Montesinos le cobraba 50 mil dólares por cada vuelo, el cobro de cupos a las avionetas en las pistas de aterrizaje, etc., “son algunos datos que me llevan a sostener que en el tramo del gobierno de Alberto Fujimori entre 1991 y 1996, el Perú fue un narcoestado”.

En el caso de Montesinos, sus negocios con «Vaticano» (Documentados por el periodista Hugo Coya en su libro «Polvo en el Viento») no fueron los únicos asuntos extras del asesor. Recuerda Otra Mirada

Montesinos, que fue socio de Alberto Fujimori, también estuvo implicado con el poderoso cartel de Tijuana, al que habría provisto de 18 toneladas de clorhidrato de cocaína a lo largo de tres años. Según investigación del diario mexicano El Universal, en esta operación participaron también Juan Valencia Rosas y Alberto Venero Garrido, quienes negociaron la entrega con Agustín Vázquez Mendoza, cabecilla del cartel de Tijuana. Pese a las evidencias y los testimonios, Montesinos no fue sentenciado por narcotráfico debido a sus influencias en el Poder Judicial.

Escobar y Montesinos. / Foto: Internet
Escobar y Montesinos. / Foto: Internet

«EL PATRÓN DEL MAL» Y SU PRESENCIA EN LA CAMPAÑA FUJIMORISTA NOVENTERA
Vamos un poquito más atrás en el tiempo. A inicio de los 90 cuando el «chinito» inocentón que salía montado en un tractor prometía a todos los peruanos «Honradez, tecnología y trabajo»

Diez años después de esa campaña y tras la destrucción del régimen dictatorial se conoció en Colombia que el mismísimo jefe del Cartel de Medellín, Pablo Emilio Escobar Gaviria «donó» un millón de dólares para la campaña de Fujimori a través de Vladimiro Montesinos.

Al menos, así se desprende de las declaraciones que diera el hermano del fallecido traficante, Roberto Escobar (a) «Osito».

Según el diario El Tiempo de Colombia

El abatido jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, habría aportado un millón de dólares para financiar la primera campaña de Alberto Fujimori a la presidencia de Perú en 1989. Lo habría hecho por intermedio de su ex hombre fuerte, Vladimiro Montesinos, ahora perseguido por el régimen peruano.

Pero Fujimori no solo habría recibido el aporte del capo colombiano, sino se que habría comprometido con él a colaborarle en lo que estuviera a su alcance cuando asumiera la presidencia.

Así lo aseguró el hermano del narcotraficante, Roberto Escobar Gaviria, en entrevista a la revista Cambio, que circula esta semana. Y aunque dijo no tener pruebas porque en la mafia nunca quedan documentos de nada y menos de esto , Escobar sostuvo que hay muchos testigos y que está dispuesto a colaborar con las autoridades estadounidenses y a revelar otros hechos relacionados con estos episodios.

Sin embargo, 14 años después, Juan Pablo Escobar, hijo del capo colombiano negó en su libro «Pablo Escobar, mi padre», que la organización de su progenitor haya formado parte de la campaña fujimorista, negando así la versión dada por su tío.

Incluso en declaraciones a RPP señaló que en su momento la DEA los chantajeó para urdir un plan contra Fujimori y Montesinos

Desde Argentina, Juan Pablo Escobar, hijo del narcotraficante, Pablo Escobar, reiteró este martes 18 de noviembre que su madre y él se negaron a ser parte de un «complot» urdido supuestamente por la DEA contra el expresidente Alberto Fujimori.

«Yo no soy defensor del señor (Alberto) Fujimori ni del señor (Vladimiro) Montesinos, en absoluto, ni tengo ningún tipo de interés más allá de contar la verdad de los hechos, de relatar las presiones a la que intentaron someternos para que a cambio de visas a cambio de favores legales poder llevar dinero a mi padre en los Estados Unidos», dijo

Sin embargo, la procuradora antidrogas Sonia Medina confirmó que sí existió una relación entre Montesinos, Fujimori y Pablo Escobar.

El diario El Espectador de Colombia recoge sus declaraciones

La procuradora antidrogas de Perú, Sonia Medina, afirmó que existen muchas pruebas que relacionaron al Gobierno del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) con el narcotráfico y consideró que ahora se quiere «poner en blanco y negro una historia muy dolosa».

«Que hoy se quiera negar la participación de ciertos personajes es algo muy distante de la historia verdadera»,

(…)

Medina consideró hoy que será «muy difícil» que la historia que cuenta Escobar pueda eclipsar las supuestas pruebas que relacionan al Gobierno de Fujimori con el narcotráfico en los años 90.

«Había mucha evidencia de que, efectivamente, los personajes de la mafia de Fujimori y Montesinos estuvieron comprometidos en diversos delitos, entre ellos el narcotráfico, del cual salieron bien librados», comentó.

Esteeee.... / Foto: http://elcomercio.pe
Esteeee…. / Foto: http://elcomercio.pe

¿Y AHORA?

Luego de estas perlas, que salga a la luz un nuevo caso donde se vincule a los Fujimori con el narcotráfico y el lavado de activos no debería sorprender a nadie. Lo sorprendente sería que de una vez por todas se tomen las acciones legales del caso y que los herederos del exdictador respondan por estas denuncias, así como los principales líderes del «nuevo» fujimorismo.

2 pensamientos sobre “Las veces que el fujimorismo fue relacionado con el narcotráfico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *