El renacer del ‘patrón’

Dicen que el ave fénix renace de sus cenizas. Y esta parece ser la historia de Carlos Ascues, relegado a una eterna suplencia en el Wolfsburgo, eliminado de la lista de convocados por Ricardo Gareca para la selección y con tibias apariciones en el primer semestre con el Melgar de Arequipa.

Ascues volvió con gol a Matute/ Foto: Depor

Fernando Sanchez Arias

Atrás había quedado la figura del ‘patrón’ que emergió de las canteras aliancistas, que fue convocado por Gareca para la Copa América de Chile en la que jugó como defensor central y destacó por sus rápidas salidas. A Matute había vuelto un jugador que a sus 25 años parecía en el declive de su carrera.

Pero Pablo Bengoechea, que ya lo conocía de su paso por la selección, fue de los pocos, quizás el único que creyó lo contrario. Lo repatrió a Alianza y ni bien llegado lo soltó a la cancha para jugar el superclásico frente a la U. ¡Vaya espaldarazo!

Ascues entonces, de nuevo en Matute, en la misma cancha a la que llegó cuando joven buscando labrar un futuro en el balompié, de la que se fue para ganarse un nombre en Europa, enfundido en la blanquiazul de la que es hincha, con la confianza de un técnico que lo ubicó como interior derecho (ahí donde el propio Bengoechea lo había puesto en la selección), salió a la cancha dispuesto a demostrar que su vuelta a Alianza es solo para, cual ave fénix, renacer, renacer al fútbol… a la vida.

Sin la presión de ser el salvador, y a sabiendas que a su DT, el juego bonito le es indiferente, lo del 6 el sábado fue hacer lo simple, recuperar y tocar, y tratar de salir, juntarse con Rinaldo, tratar de buscar a Leyes (un punto a parte para advertir que este jugador no es más que otro ‘bulto’ que llega al fútbol peruano), y pisar el área, sí, pisar el área y aportar argumentos ofensivos.

Su fútbol, en realidad, se hizo más vistoso luego del minuto 42 del primer tiempo, en el que Joel Alarcón, quien cada fin de semana hace relucir las credenciales que lo han catapultado como el mejor arbitro peruano en la actualidad,  cobra una falta del venezolano Figuera a Hohberg y expulsa al jugador merengue.

Así se abrió la cancha, y se hizo posible que Ascues demuestre el fútbol que le conocemos, sin complejos, con chispas del ‘patrón’ Velásquez (disculpe usted la exageración). Su primera opción, se dio ni bien inició el segundo tiempo. A los 10, Cáceda controló bien un remate cruzado de Hohberg y tuvo una notable atajada en dos tiempos, deteniendo en primera instancia el remate de Aguiar y luego paro un remate a quemarropa de Ascues.

Minuto 15 del segundo tiempo. Cruzado lanza un centro casi a la media luna, ni Rodríguez ni Pajoy logran cabecear, Ascues controla el balón, le hace un magnífico sombrero a Benincasa y con el borde interno la coloca a mano izquierda de Cáceda, ¡golazo! Para verlo dos veces y hasta tres. Júbilo en la tribuna sur, y el grito de Ascues, contenido por la suplencia, por la irrelevancia, ahora libre, al fin. El resto es solo complemento.

El ‘patrón’ volvió a su casa, jugó un partidazo, anotó un gol que dejó bien en claro que la calidad siempre queda, y le dio a Alianza la victoria frente a su eterno rival, más que tres puntos. Ascues deberá demostrar que puede volver a su mejor nivel para tentar un nuevo llamado y otra posibilidad en el extranjero, pero para eso tiene que hacer más partidos como los del sábado por la noche.

Tags: , ,

Spacio Libre

Author:Spacio Libre

Este es el espacio de la redacción, el de las notas casi volteadas, coyunturales y que recogen parte de lo que ocurre día a día. Los demás informes son firmados por cada uno de los autores y respaldados por el equipo. Síguenos en @spaciolibre y www.facebook.com/spaciolibre.pe

No comments yet.

Leave a Reply