¿Taxi seguro? ¿Dónde?

Foto: El Comercio

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Francisco Pérez García / @francoalsur

La inseguridad está en cada espacio de nuestra ciudad. Una bala perdida, un asalto a mano armada, una violación, un secuestro al paso… todo hace que volvamos nuestra mirada hacia adentro de nuestros hogares, al vehículo más seguro, a la reja más alta, a la valla más recia para evitar el acceso a nuestra cuadra.

La realidad que nos presentan los medios parece ser de una ciudad en la cual ya no se puede estar tranquilo y tener un ministro que tampoco garantiza nada de nuestra salvaguarda personal y familiar es para volverse loco. Y cualquier atisbo de inseguridad de inmediato es replicado en las redes sociales, lo que nos lleva a volvernos más paranoicos aún de lo que ocurre cada vez que nos atrevemos a cruzar la puerta de nuestras casas. Incluso, buscamos el modo de transporte más seguro, para evitar que algún delincuente disfrazado de taxista nos asalte, nos viole o simplemente nos haga pasar el susto de nuestras vidas creyendo que es una versión peruana de Rápidos y Furiosos en ciudades donde no podemos ir a más de 40 kilómetros por hora en momentos de tránsito extremo.

Pero, ¿qué nos pasa cuando esa supuesta tranquilidad de acceder a un taxi remisse o particular se rompe de momento? Hace unos días, una cuenta de Facebook empezó a circular esta foto junto con otra más:

easy

 

Eran unas fotos sobre los términos y condiciones de una empresa de taxis, que tiene (tenía) como novedad la posibilidad de hacer el contacto con el taxista con una aplicación descargada en el celular.  Entre otras cosas, señala dicho «contrato» lo siguiente:

El Pasajero por la sola utilización de la aplicación reconoce y acepta que EASY TAXI no se responsabiliza por ningún acto sucedido durante la prestación del servicio de traslado por, ya sea robo, discusiones, accidentes u  otros, incluyendo la no culminación del servicio. El PASAJERO tiene el conocimiento y aprueba que al registrarse y aceptar las políticas del servicio, debe cumplir y correr con los riesgos que este conlleva.

Incluso una parte que asusta al leerla, es la siguiente:

El PASAJERO reconoce y acepta que EASY TAXI  solo realiza respecto de los CONDUCTORES, un simple registro en su página web y no avala su idoneidad, la salud física o mental para prestar los Servicios. El pasajero reconoce que los datos proporcionados por el conductor, tales como: (i) el modelo del vehículo, (ii) la placa del vehículo, (iii) el nombre completo, (iv) foto de perfil, entre otros, fueron proporcionados por el propio conductor . Mediante la aceptación de los Servicios, el pasajero reconoce que EASY TAXI no tiene ninguna participación en la relación contractual entre el conductor y el pasajero.

Asustados y preocupados, nos fuimos al Fan Page oficial de Easy Taxi para pedir algunas explicaciones al respecto, porque nos parecía descabellado que una empresa que basa su «éxito» en la supuesta seguridad y la comodidad de la plataforma móvil no brinde, precisamente aquello que los usuarios buscamos, seguridad y confianza.

El CM de Easy Taxi nos respondió a la consulta sobre por qué no garantizan la seguridad del pasajero, lo siguiente:

Lo que nosotros realizamos son filtros rigurosos a los conductores que se registren en la app, tales como antecedentes legales, penales, judiciales, verificación domiciliaria, test psicológico, permisos de circulación, etc. Nosotros no podemos garantizar que durante los traslados no ocurra algún tipo de incidente relacionado a la criminalidad que prolifera actualmente y que en reiteradas ocasiones ha traído inconvenientes tanto a peatones, conductores y pasajeros.

"Buscamos el modo de transporte más seguro, para evitar que algún delincuente disfrazado de taxista nos asalte" Foto: La República
Foto: La República

¿Y si pierdo un celular o algún objeto? ¿Y si el chofer resulta siendo un asaltante? Para Easy las respuestas son así:

Para aclarar un poco el panorama y no basarnos en supuestos, debo indicarte que, en primer lugar, nadie va a pasar por tantos filtros y brindar sus datos para cometer delitos. Sería un absurdo total y como podrás comprobar nunca se ha dado este caso en ninguna app de taxi 2.0. En caso que alguien olvide sus objetos se entiende que no es responsabilidad nuestra. Lo que sí manejamos, son procedimientos para agilizar la ubicación del objeto y coordinar la devolución tal como ocurre a diario de manera tanto exitosa como en otros casos en que lamentamos que no se pueda dar con las pertenencias.

Finalmente consultado sobre si no es una contradicción que sometan a los conductores a una verificación de datos y demás, con el hecho de «no avalar su idoneidad», el CM de Easy Taxi considera que ninguna entidad puede garantizar al 100% la idoneidad de las personas que están relacionadas a ella.

¿Estás palteado todavía? Una cosa interesante es que otras empresas o aplicaciones, también se basan en los mismos principios de excepción de responsabilidades. Taxi Beat es una empresa un poco más nueva que ofrece el mismo servicio que Easy Taxi y en sus términos y condiciones señala (hasta parece un copia/pega)

Taxibeat no es una empresa de taxi, transporte de pasajeros ni proporciona servicios de taxi. La naturaleza del presente contrato es otorgarle al Pasajero el uso de la Aplicación a efectos que pueda conectarse a través de la misma con taxistas para solicitar servicios por medio de la Aplicación de Pasajeros. El taxista únicamente es un conductor autorizado por Taxibeat, previa evaluación, a utilizar la Aplicación y, en consecuencia, puede aceptar o rechazar de modo libre y autónomo una solicitud de servicio, no encontrándose obligado y siendo única y exclusivamente responsable por la aceptación o rechazo de una solicitud de servicio.

(…)  Asimismo, el Pasajero reconoce que asume el riesgo respecto de la honradez, solvencia y/o cumplimiento de los taxistas que acepten sus servicios, no siendo posible imputar a Taxibeat responsabilidad alguna al respecto.

Por medio del presente documento, el Pasajero reconoce que asume el riesgo y responsabilidad respecto de cualquier tipo daño que pudiese sufrir como consecuencia del incumplimiento, hecho, acto u omisión por parte de los taxistas que atienden servicios solicitados a través de la Aplicación. Esta disposición se debe fundamentalmente a que la relación entre el taxista y los pasajeros es completamente independiente de Taxibeat. En consecuencia, Taxibeat no es bajo ninguna circunstancia responsable por daños, perjuicios, reclamaciones, pérdidas o costos de cualquier tipo derivados del uso de la Aplicación por parte del Pasajero.

Es decir, exactamente igual que cuando dejas tu carro en el estacionamiento de un centro comercial, y ni la empresa ni la concesionaria que vigila se responsabiliza de tu pobre carrito si le roban la radio, le pinchan la llanta o se vuelan tu espejo.

En el caso de Taxi Satelital no hemos logrado encontrar Términos y Condiciones de su servicio pero si algunas reglas de seguridad, entre las que destaca, en primer término:

  1. Antes de bajar del vehículo revise que lleve consigo todos sus objetos personales antes de bajar del vehículo.

  2. No sugiera rutas de alto riesgo al conductor ni acepte que este las tome.

Para Taxi Satelital sin embargo, no son ajenas las noticias sobre las posibles inconductas de algunos conductores que usan su marca. En junio de 2012, la ciudadana Melissa Valencia denunció que al abordar el taxi de la empresa habría sido dopada por el conductor del vehículo, la denuncia corrió rápidamente  en redes sociales, hasta que la periodista Rosa María Palacios difundió un video que aparentemente descartaba el supuesto dopaje.

Foto: El Comercio
Foto: El Comercio

Entonces ¿Son legales estos deslindes? 

La abogada Viviana Bontá, del área de Derecho Corporativo del estudio Iriarte y Asociados señala que de acuerdo al artículo 1354 del Código Civil “Las partes pueden determinar libremente el contenido del contrato, siempre que no sea contrario a norma legal de carácter imperativo”

En diálogo con Spacio Libre, Bontá Magallanes, señaló que cuando los usuarios de estos servicios «aceptan los términos y condiciones lo que están haciendo es “firmar un contrato”con la empresa. En dichos términos y condiciones Easytaxi, por ejemplo, señala que la única función que tiene es la de brindar una plataforma para que estos usuarios ubiquen al conductor (taxi inscrito en la pagina) más cercano y depende del usuario si es que toma o no el taxi que llega hasta él

Cuando una aborda el taxi, señala la abogada «se genera una segunda relación contractual entre la persona que toma el taxi y el conductor. Si sucede algún problema con un conductor de estas empresas, se va a tener que analizar cuál fue el problema y en qué momento fue causado para poder determinar si es que Easytaxi o cualquier empresa sería o no responsable solidario».

Bueno, ya… tomamos el taxi, confiamos en la buena fe del conductor y somos asaltados o nos sentimos amenazados o vulnerados en nuestra seguridad… ¿qué hacemos? ¿podemos ir a INDECOPI, además de la denuncia policial pertinente?

Bonta afirma que «Si, podría hacerlo pues en principio no se habría brindado un servicio idóneo y sería la entidad quien señale el nivel de responsabilidad que le correspondería tanto a la empresa como al conductor».

Entonces, estimado y estimada lector / lectora, ya lo sabe, podemos seguir usando estos servicios, el contrato es directo entre el conductor y nosotros, y si ocurriese algo tenemos las instituciones de rigor a nuestro servicio para denunciar y tratar de remendar en algo el daño que se puede haber causado. Por lo pronto, lo más seguro es seguir tratando de cuidarnos nosotros mismos, tomando las precauciones que sean necesarias, por lo menos hasta que las autoridades encargadas de velar por nuestra seguridad nos garanticen que podemos estar tranquilos… esperemos.

1 pensamiento sobre “¿Taxi seguro? ¿Dónde?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *