Carlos Almerí: De cuestionado ministro chakano a hombre fuerte de «Taxi Green»

Carlos Almerí (izq.) gerente de Taxi Greem y cuestionado exministro de Trabajo de Alejandro Toledo / Foto: El Comercio / Canal N

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una denuncia contra la empresa Taxi Green por el asalto cometido contra dos personas la última semana no tendría nada de importante -políticamente hablando- si es que no hubiera salido a la luz un  personaje que tiene en su haber más de un «calentado» por  irregularidades en su paso durante la administración estatal. El detalle en el siguiente informe.

Carlos Almerí (izq.) gerente de Taxi Greem y cuestionado exministro de Trabajo de Alejandro Toledo / Foto: El Comercio / Canal N
Carlos Almerí (izq.) gerente de Taxi Green y cuestionado exministro de Trabajo de Alejandro Toledo / Foto: El Comercio / Canal N

Por: Francisco Pérez García
@franco_alsur

Cuando Javier Aréstegui y su padre aparecieron en los medios denunciando haber sido víctimas de un asalto al salir del Aeropuerto Jorge Chávez y que el robo habría sido perpetrado por delincuentes en complicidad con el chofer de la unidad de la empresa Taxi Green, pensamos que sería un caso más dentro de la estadística de inseguridad ciudadana en el país.

Pero cuando el tema empezó a generar que otros usuarios denunciaran haber sido víctimas de robo, bajo la misma modalidad: en los vehículos de la única empresa acreditada para funcionar al interior del aeropuerto internacional, se logró dos cosas importantes:

1. Que la autoridad de transporte del Callao actuara con una celeridad nunca antes vista para suspender a la empresa.

2. Que la suspensión y las denuncias sacaran a la luz a un personaje que había pasado al olvido político de nuestro país pero que aquí recordamos con mucho «aprecio».

Se trata nada más y nada menos que de don Carlos Almerí, actual gerente general de la empresa Taxi Green y a la sazón excongresista y exministro de Trabajo del régimen toledista.

EXPERTO EN LOS «DOBLES»

Una de las causas por las que la Gerencia de Transporte Urbano del Callao suspendió a Taxi Green, fue por la aparición de una doble razón social. Aparte del nombre conocido, en el local donde supuestamente funcionaba la empresa aparecía registrada en Sunat otra con el nombre de Green Airport, que incluso aparece en algunos recibos emitidos por los taxistas de dicho grupo.

Además, tal como reveló el programa Cuarto Poder, Taxi Green se encuentra en la Sunat con suspensión temporal. Fue entonces que desde el lunes apareció en pantallas, Carlos Almerí (a quien algunos medios bautizaron como «Almeria») quien tranquilamente señaló que en primer lugar ayudarían a esclarecer el hecho, para luego días después quejarse del «abuso» cometido por la autoridad chalaca.

Pero vamos, Almerí no es que tampoco sea la primera vez que anda metido en organizaciones donde ha habido más de un «chanchullo».

En el año 2005, en el mes de octubre, Almerí Veramendi fue cuestionado y denunciado por el programa La Ventana Indiscreta, cuando era ministro de Trabajo del régimen de Alejandro Toledo, luego que se descubriera que el entonces programa de capacitación laboral juvenil ProJoven tenía en el distrito de Carabayllo un local falso que había sido montado nada más y nada menos que por su medio hermano, Marco Almerí quién según las versiones dadas al programa entraba y salía del ministerio que dirigía su hermano, como si fuera su casa.

Uno de los locales de Carabayllo usados por el hermanito de Almerí / Foto: La Ventana Indiscreta
Uno de los locales de Carabayllo usados por el hermanito de Almerí / Foto: La Ventana Indiscreta

Como recuerda en Utero.pe el periodista Marco Sifuentes, autor de la nota,

«me di una vuelta por el kilómetro 22 de la avenida Túpac Amaru en Carabayllo y me tropecé con lo que parecía ser un local de Projoven (un programa del ministerio de Trabajo que capacita y da empleo a personas entre los 16 y 24 años).

Delante de la casa, casi un centenar de jóvenes hacía cola, sin  saber que el local era falso y sólo servía para los fines
proselitistas de Marco Antonio Almerí, el hermano del actual ministro de Trabajo.

La historia sigue el patrón de otras que ha prodigado este gobierno: el hermanito de Carlos Almerí quiere ser alcalde de Carabayllo en el 2006 y utilizó los recursos del Ministerio de su hermano para  empezar su campaña con el cuento de “Almerí nos dio chamba” o “Almerí le dio trabajo a mis hijos”.»

 

El proceso era bastante simple, Almerí (el hermano) utilizaba los materiales (afiches, volantes y demás parafernalia del programa ProJoven) para montar una oficina similar a otras oficiales que el programa tenía en Lima y otras zonas del país. Sin embargo la forma de inscripción era totalmente distinta.

Mientras el programa ProJoven cumplía con una serie de evaluaciones, trabajos de campo, procesos de focalización y otros, esta oficina «trucha» simplemente abría sus puertas e inscribía a todos los jóvenes que se acercaban ahí con el cuento de que tendrían un trabajo seguro gracias a Marco Almerí, quien como señala la nota de Sifuentes, buscaba ser alcalde de Carabayllo el siguiente año.

En su momento, el también congresista de la chakana negó las acusaciones, sin embargo, como expresa Sifuentes en esa nota del 2005

«Funcionarios de Trabajo me dijeron que, hasta la semana pasada, el hermanísimo despachaba en el hall del quinto piso del Ministerio: recibía gente, documentos y decidía quién se iba y quién se quedaba.
Ha tejido una red de funcionarios chakanos que han regresado luego de haber sido expulsados por ministros como Neves o Sheput. Incluso se cambió al broker de seguros de la cartera. ¡Y eso que su hermanito tiene menos de un mes como ministro!»

El proceso fue judicializado tras la denuncia de un grupo de trabajadores del programa ProJoven y de jóvenes de Carabayllo que vieron en el caso un gato encerrado.

VISITAS INESPERADAS

Un año antes, en el 2004, Almerí fue cuestionado también por sus visitas al penal San Jorge a personajes vinculados con la red de corrupción fujimontesinista.

Carlos Almerí cuando todo era chévere como congresista / Foto: Congreso de la República
Carlos Almerí cuando todo era chévere como congresista / Foto: Congreso de la República

Recuerda La República sobre este caso:

La bancada de Perú Posible dejó en suspenso su respaldo al congresista Carlos Almerí mientras dure la investigación iniciada en su contra por la Comisión de Fiscalización del Congreso, debido a sus irregulares visitas al penal San Jorge para reunirse con el encausado y ex congresista Antonio Palomo.

Esta decisión fue adoptada tras la cita del grupo oficialista con el propio Almerí, quien explicó que acudió al referido penal para reunirse con el ex parlamentario Antonio Palomo, a quien le ofreció dos abogados para su defensa por la amistad que mantiene con él desde que ambos integraron la lista de candidatos de Perú Posible durante los comicios del año 2000.

Los congresistas Máximo Mena, Gilberto Díaz y Jorge Mufarech afirmaron en conferencia de prensa creer en los descargos ofrecidos por Almerí, pero dijeron que ello no impide una investigación preliminar. Abrumados por la prensa, que insistió en saber si apoyan o no al congresista loretano, se vieron obligados a asegurar que el respaldo a Almerí está en suspenso.

Cabe recordar que Palomo, fue uno de los primeros congresistas acusado de tránsfuga luego de pasarse a la bancada fujimorista en el año 2000 en plena decadencia de la dictadura. Tras esta denuncia, meses después no pasaría nada y Almerí sería premiado con el ministerio de la avenida Salaverry.

DEFENSOR INDEFENDIBLE

Los años pasaron y Almerí dejaría la chakana para saltar a otro partido. Se fue hasta Solidaridad Nacional de Castañeda Lossio, donde en el año 2011 se convirtió en su flamante candidato a la Región Lima Provincias, tal como consta en Infogob.

Almerí, candidato solidario para Lima Provincias / Foto: Infogob
Almerí, candidato solidario para Lima Provincias / Foto: Infogob

En el 2012, el buen Almerí aparecería ahora vinculado a Alianza para el Progreso (APP) de César Acuña. Almerí se estaba encargando de la defensa de Jaime Uribe, alcalde provincial de Huaral vacado por tener una sentencia en su contra por delito doloso.

En su momento, Popilio Mejía, coordinador de las bases de APP en el norte chico exigió a Acuña Peralta la separación inmediata de Almerí quien se perfilaba como candidato regional de ese partido a Lima Provincias para las elecciones del 2014.

Así lo informó la web huaral.pe

“No puedo mezclarme con personas que están defendiendo a la corrupción., yo les he dado un plazo de máximo dos semanas y si no separan a Carlos Almerí, las bases en Huaral y Huaura van a renunciar al partido Alianza para el progreso” dijo Popilio Mejía.

Entonces. ¿No es normal ver a Almerí en casos raros? ¿Su presencia garantiza que lo ocurrido con Taxi Green sean meras coincidencias y faltas administrativas? ¿Tendrá ahora sí una sanción ejemplar?. Para variar, solo el tiempo dará las respuestas. Y que no nos extrañe el otro año verlo desfilando en alguna lista congresal. ¡Provecho!

1 pensamiento sobre “Carlos Almerí: De cuestionado ministro chakano a hombre fuerte de «Taxi Green»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *